esp | eng
Es noticia en SALVAT


SALVAT lanza Tebarat

11/10/13

Con este nuevo desarrollo, la farmacéutica SALVAT ratifica su compromiso por la seguridad ocular.

Sale TEBARAT®, la primera azelastina sin conservantes contra la conjuntivitis alérgica.

El proceso inflamatorio asociado a cualquier conjuntivitis incrementa la vulnerabilidad de los tejidos de la superficie ocular, por lo que, hoy por hoy, no es aconsejable el empleo de antihistamínicos con conservantes en su formulación. La mayoría de los colirios que se prescriben en la actualidad incluyen cloruro de benzalconio, una sustancia conservante que puede resultar muy lesiva, especialmente si la superficie ocular ya se encuentra sensibilizada como consecuencia del propio proceso alérgico.

Tebarat®, de Laboratorios SALVAT, se presenta como el primer colirio de azelastina, sin conservantes en su composición, indicado en la prevención y tratamiento de las conjuntivitis alérgicas.

Primera elección en conjuntivitis alérgica

Aunque la mayoría de los colirios que se emplean en la actualidad aún contienen conservantes potencialmente dañinos, la tendencia hacia su supresión es clara. En los últimos años,  el consenso entre biólogos moleculares, oftalmólogos y neurólogos, ha llegado a ser unánime a la hora de recomendar  que, “sobre la base de todos los informes experimentales y clínicos, sería aconsejable utilizar soluciones libres de BAK (cloruro de benzalconio) siempre que sea posible” (Progress in Retinal and Eye Research, 2010). Recientemente (marzo de 2011), un artículo en otra de las referencias en investigación oftalmológica básica y aplicada: la revista Molecular Vision, constataba que, específicamente en los casos de conjuntivitis alérgica, los colirios con cloruro de benzalconio en su fórmula, producen una disminución de la viabilidad de las células corneales, un aumento de la apoptosis (o muerte celular programada) y una pérdida de la barrera epitelial. Por estas razones, esta la investigación clínica llevada a cabo en Francia concluye que “los colirios sin cloruro de benzalconio deberían ser de primera elección en el tratamiento de las conjuntivitis alérgicas”.

Las alergias oculares afectan a un importante número de personas en España, se estima que al menos un 25% de la población padece este problema que afecta especialmente a los más jóvenes. Las alergias tienen su punto álgido durante la primavera, en lo que se llama “alergia estacional”, debida al polen presente en la atmósfera; sin embargo, una parte importante de la población sufre estos problemas durante todo el año, principalmente por alergias a ácaros y al polvo que desprenden los aires acondicionados y los sistemas de calefacción. Esta forma se denomina “alergia perenne”, y aunque menos intensa que la estacional, se presenta de manera crónica en la mayoría de los pacientes.

Las alergias oculares provocan una inflamación de la conjuntiva, es por ello que se habla de conjuntivitis alérgica para definirla.

Además de esta inflamación, los signos y síntomas habituales son: picor ocular, lagrimeo, fotofobia, sensación de cuerpo extraño,  y también puede ocurrir que afecte a la mucosa nasal (estornudos, picor, hidrorrea, obstrucción), a los bronquios (tos, expectoración, sibilancias o disnea), o a la piel (picor, eritema, etc.).

Normalmente, cuando hablamos de alergias, utilizamos la expresión “antihistamínicos” para referirnos a los medicamentos que pueden tratarla; sin embargo, dependiendo de donde actúen, podemos hablar de estabilizadores de los mastocitos (impiden que estos liberen sus histaminas), o antihistamínico (evitan que la histamina se fije en los receptores e inicie el proceso alérgico). Los principios activos estabilizadores de los mastocitos tienen una acción preventiva, y suelen tener una eficacia menor cuando se trata de detener un proceso alérgico. Los antihistamínicos, sin embargo, poseen la capacidad de controlar un proceso alérgico, pero no tienen la de actuar en la prevención de la misma.

De los principios activos de los medicamentos para el tratamiento y la prevención de la conjuntivitis alérgica, la azelastina actúa en ambos niveles; tanto como estabilizador de los mastocitos, y como antihistamínico; además de tener un efecto antiinflamatorio.

Tebarat®, primer colirio de azelastina en envase unidosis, estéril y sin conservantes viene a actualizar el tratamiento de las conjuntivitis alérgicas. Gracias a su triple acción: estabilizador de los mastocitos, antihistamínico y antiinflamatorio, Tebarat® se configura como la alternativa óptima a la hora de abordar un proceso alérgico con afectación ocular, ya sea en el ámbito de la especialidad oftalmológica como en el de la atención primaria.

Tebarat® ha sido desarrollado con tecnología propia por Laboratorios SALVAT.

El nuevo medicamento está incluido en catalogo de fármacos financiables por el SNS y se dispensa en cualquier oficina de farmacia, bajo prescripción facultativa.

 



Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento, Saber Más. Acepto
Laboratorios SALVAT S.A.
C\ Gall, 30-36 08950 - Esplugues de Llobregat - Barcelona España Tel. +34 933 946 400 Fax. +34 934 732 292 salvat@salvatbiotech.com
1200 Brickell Avenue, Suite 1950, Miami, FL 33131 (US) Tel. +1 786-528-5273 salvatusa@salvatbiotech.com